Colo Colo Lidera La Competencia Del Futbol Chileno

Católica Fue Un Pálido Escollo Ante Los Albos Que Funcionaron A Cabalidad.

Cualquiera que haya visto el partido habrá podido sacar una conclusión general inobjetable. Colo Colo fue ampliamente superior a Universidad Católica. Independientemente de su gusto por uno u otro equipo, el análisis grueso es coincidente en ambos bandos. Lo más evidente fue la amplia posesión de los albos por sobre los cruzados, pero este y otros aspectos se explican desde el análisis más fino. ¿Dónde están los detalles tácticos de esta superioridad?
Primero. La posesión se explica en la división que provocó Colo Colo en el mediocampo cruzado. Encapsularon a Buonanotte entre Baeza y Valdés, desconectándolo del equipo. No logró girar en casi todo el partido y sus descargas fueron siempre hacia atrás. Con un bajo Kalinski, la UC se quedó casi sin mediocampo de salida, dejando campo fértil a la imaginación del puntero. Segundo. Colo Colo manejó de manera impecable las distracciones. Especialmente al comienzo de cada tiempo, los albos pudieron generar numerosas llegadas (no necesariamente de peligro) gracias a la preparación de cada jugada. Mientras circulaban en corto por un sector, ya había un futbolista libre descolgándose por el lado contrario. Luis Pedro Figueroa fue el estandarte de este punto, logrando superioridad notoria por su banda. Tercero. El ritmo del partido fue una de las cosas más incómodas para el equipo de Salas. El año pasado la UC se caracterizó por ser un equipo intenso y preciso. ¿Qué hizo Guede? Le quitó ritmo cada vez que Católica quiso acelerar. Esto, sumado a la imprecisión del rival (que ya lleva cuatro partidos), le dio la receta perfecta a un Colo Colo confiado y desatado. Con un funcionamiento más cerebral, los locales lograron establecer el escenario perfecto con poquísima oposición. Salvo los minutos finales, donde llovieron centros y un puñado de ganas, Colo Colo jamás vio amenazado su triunfo. Salvo el cabezazo de Silva no hubo grandes llegadas sobre Villar.
La Tranquilidad Alba
Colo-Colo volvió a los abrazos. Esta vez, a merced de uno de sus clásicos rivales más insignes, la Universidad Católica. El conjunto de Pablo Guede se impuso por 2-0 al de Mario Salas en el Estadio Monumental y estiró su buena racha en el inicio del campeonato. “Hicimos un partido de gran nivel, en todos los aspectos. Muy sólidos atrás y de gran juego adelante, es para felicitar a todos los jugadores. Siempre hay que tratar de que la figura sea el equipo, me voy contento porque estuvimos sólidos, con buenas ideas”, fue la primera frase con la que Guede analizó lo ocurrido durante esta tarde. Lejos de mostrar relajo luego del trascendental triunfo y lo que viene para el Cacique, el estratega argentino aclaró: “Hay que seguir, ahora viene Wanderers y no será nada fácil. Lo de hoy, que lo festeje la gente, que esté contenta. Por suerte pudimos contar con Esteban Paredes”.
La Palabra De Los Jugadores
Fue la figura del encuentro. Gran parte de la responsabilidad de que Colo-Colo se quedara con esta nueva versión del clásico ante Universidad Católica, pasó por el trabajo de un ex mundialista Sub 20: el polifuncional Claudio Baeza. “Hemos hecho las cosas bien estas cuatro o cinco fechas. Este equipo está hecho para grandes cosas, hay que salir siempre con los dientes apretados. La función que me pidió Guede fue que anulara el mediocampo de ellos. Estoy muy contento por el triunfo, agradecido de mis compañeros”, comenzó diciendo el número 23 de Macul. Consultado acerca de su buen momento, Baeza fue claro: “No sé si estoy en el peak de mi carrera. Todos los partidos van a ser muy complicados. Me da lo mismo jugar de central o volante, lo único que quiero es aportar a mi equipo”. Otro de los que hablaron en la tienda alba fue Ramón Fernández. El volante ofensivo, al igual que Guede y Baeza, se mostró con buenas sensaciones post partido: “Estoy contento por el triunfo, fuimos superiores. Salió muy bien lo planificado, somos justos ganadores. Creo que Católica no pudo encontrar su juego”, dijo quien recibió la nacionalidad chilena este verano. (Fuente: latercera.com)