Municipios Se Enfrentan Por Iniciativa De Eliminar Las Tareas Escolares Para La Casa

Municipios Aun No Logran Una Opinión Común Frente Al Tema.

Al igual que en Las Condes, donde la semana pasada anunciaron que eliminarán las tareas escolares para los establecimientos municipales, varias entidades edilicias se han mostrado a favor de la iniciativa. En comunas como Estación Central y Chile Chico ya han dejado de enviar deberes en los colegios, mientras que en Providencia se evalúa aplicar la misma medida. El alcalde de Chile Chico, Ricardo Ibarra (DC), señaló que adoptó la idea después de revisar estudios e incluso su propia experiencia. “Nada demuestra que niños con más tareas tengan mejores resultados. Cuando uno vive esta etapa en su propia casa se da cuenta de que los estudiantes llegan tarde y cansados del colegio, no tienen tiempo ni siquiera para inscribirse en un taller, porque si lo hacen llegan a las 21.00 y no pueden hacer las tareas”, dijo el edil. Así, comentó que decidió cambiar los deberes escolares por talleres. “Estamos apostando porque el tiempo libre signifique mayores actividades extracurriculares, ya sean artísticas, culturales y/o deportivas. No sólo fútbol, sino otras actividades, aprovechando que vivimos en la Patagonia, como trekking o escalada”, agregó Ibarra. En Estación Central, desde 2014 eliminaron las tareas en enseñanza básica. “Implementamos un programa de lectoescritura. Nos dimos cuenta de que los niños no comprendían lo que leían y que en un 80% de los casos los papás eran los que hacían las tareas”, señaló el alcalde Rodrigo Delgado (UDI). Sostuvo que en el marco de este programa se reemplazaron las tareas por acompañamiento en actividades durante las clases, talleres y otras actividades. “Consideramos que nos ha dado buenos resultados; los niños han aumentado su eficiencia en lectura. La idea con este programa es que el alumno lea a un mejor ritmo y comprenda lo que lee”, agregó el edil. En Providencia, la alcaldesa Evelyn Matthei (UDI) también se ha mostrado a favor de eliminar las tareas. “Durante mi campaña firmé un compromiso de que iba a trabajar para que no hubiera más tareas en los colegios y creo firmemente en ello”. Agregó que “se ha alargado mucho el horario de los alumnos en los colegios y eso ha tenido cero efecto en el aprendizaje. Los niños ya no tienen tiempo para jugar, para tocar algún instrumento, hacer baile, practicar deporte, nada. Un ser humano se debe desarrollar en forma armónica, no sólo aprender matemática y lenguaje”. Por eso, la alcaldesa aseguró que se evaluará el tema para aplicar la eliminación de tareas, pero enfatizó que lo discutirá el equipo municipal con las comunidades escolares, “para ver en qué cursos se podría aplicar y cómo”.
En Desacuerdo
En comunas como Lo Barnechea, sin embargo, descartan la idea de eliminar los deberes para la casa. El alcalde Felipe Guevara señaló que “en la comuna cada profesor, junto al equipo técnico y los directores, hacen una planificación de qué contenido se va a tratar y cómo se abordará. No podemos decir a estas alturas que den o no tareas, porque sería pasar a llevar esa planificación”. Añadió que las propias comunidades han decidido seguir con las tareas. En Colina, el alcalde Mario Olavarría explicó que en lugar de eliminar las tareas las incentivan mediante un programa llamado “Aprender en familia”. El edil se mostró a favor de un tipo de deberes escolares a desarrollar en el hogar. “Distinguiría lo que es tarea formativa, como hacer ejercicios o leer libros, cosas que pueden hacer en el colegio, dado el número de horas de clases, de otro tipo de trabajos. Esa otra modalidad incorpora a los papás en un trabajo de equipo, colaborativo, y le quita al niño horas que pasa viendo televisión o videojuegos, que no le hacen ningún bien”, explicó. Además, Olavarría señaló que “regular por ley es error. Debe quedar a cargo de los sostenedores”. En Santiago se ha optado por dejar la decisión en los directores. “He conversado con cada uno de los rectores y les he dado libertad. No es lo mismo la Escuela República de Haití, República de Ecuador o el Instituto Nacional, por nombrar tres establecimientos. Tenemos que trabajar cada realidad y, según eso, los profesores y los directores determinarán si dan o no tareas”, dijo el alcalde Felipe Alessandri (RN). Macarena Silva, investigadora del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la U. de Chile, señaló que “las tareas no son malas, pero deben ser bien pensadas. En un colegio con una coordinación adecuada entre profesores no se dará un problema de sobrecarga de tareas”. Misma visión tiene María Pilar Calderón, decana de la Facultad de Educación de la U. Central. Ella subrayó que es delicado que un municipio decida que ya no hay más tareas. “Una política pública no puede pensar que todos los colegios se comportan de la misma manera”. (Fuente: latercera.com)