Petroecuador: Sacude Al Gobierno De Rafael Correa

Funcionarios De La Mayor Confianza Del Presidente Ecuatoriano Están Siendo Investigados Por Corrupción En La Administración De La Petrolera Estatal.

"Prohibido olvidar" es una de las frases preferidas del presidente Rafael Correa, que los ecuatorianos han oído miles de veces durante los últimos 10 años en alusión a gobiernos anteriores, y ahora es una de las frases favoritas que se oye en boca de los ecuatorianos a todo nivel en alusión a los escándalos de corrupción en este país y la falta de celeridad de la justicia para juzgar y castigar a los implicados. En Ecuador, el ex ministro de Hidrocarburos y ex presidente de la principal empresa del país, la estatal petrolera Petroecuador, Jorge Pareja Yannuzzelli, salió de paseo a España el 28 de Septiembre pasado y luego se trasladó a Estados Unidos. No ha vuelto de su paseo y es esperado por la justicia ecuatoriana; el ex presidente del Banco Central, Pedro Delgado, salió a una boda en Miami en el 2012, hasta ahora tampoco regresa y también tiene esperando a la justicia de su país. Pareja Yannuzzelli habría recibido entre noviembre del 2015 y mayo del 2016 USD 1 millón por favorecer a empresarios que lograron contratos con la petrolera estatal en el proceso de repotenciación de la principal refinería del país. El dinero fue sacado de Panamá a la empresa que lleva las iníciales de su nombre, Capaya. Sin embargo, el ex sindicalista de Petroecuador, periodista y activista, Fernando Villavicencio, quien denunció la trama de corrupción desde marzo a través del portal investigativo Focus, sostiene que "aún no se descubre todo lo de refinería Esmeraldas. Solo están raspando la pintura; el fondo de la corrupción de la refinería Esmeraldas aún no se descubre" porque "el corazón del problema no son las coimas ni el cohecho sino los sobrecostos. Es el mismo modelo Lava Jato de Brasil". Todo esto, obviamente, es negado por el Gobierno. Pareja tiene ya alerta roja de la Interpol y una orden de prisión en Ecuador. A Delgado le espera en Ecuador una condena de 8 años emitida en abril del año pasado por un delito de malversación de fondos públicos por la concesión irregular, en tan solo 18 días, en el 2011, de un crédito de $800.000 dólares al ciudadano argentino Gastón Duzac. Delgado, primo en segundo grado del Presidente Rafael Correa, renunció a su cargo el 19 de diciembre del 2012 y se vio obligado a reconocer lo que la prensa y la oposición de Ecuador había descubierto: en 1990 falsificó su título de economista. "Debo reconocer que cometí un gravísimo error hace 22 años, tomé una decisión equivocada y cometí una falta que hoy me está costando muy caro", dijo al renunciar, no sin antes rechazar la persecución de que dijo fue víctima por la falta de su título. Delgado viajó a Miami a la boda de su hijo y dijo que volvería al país. Los casos citados no parecen extraños en un país en el que el asesor de un ministro de deportes intentó comerse, en el 2008, varios cheques para destruir las evidencias en un caso de denuncia de coimas en contratos para la adjudicación de obras. Tanto el ex ministro, Raúl Carrión, que tras el escándalo se vio obligado a renunciar, como su asesor, Fernando Moreno y otro de sus colaboradores, Patricio Sánchez, recién fueron sentenciados en enero pasado a cinco años de prisión, aunque el ex ministro enfrenta otros procesos por irregularidades en la construcción de complejos deportivos. Pareja, Delgado y Carrión fueron personas de confianza del Presidente Rafael Correa y por ellos el mandatario arremetió contra la prensa de su país, calificándola de "miseria humana", "prensa corrupta que se presta a cualquier cosa con tal de hacerle daño a la revolución", cuando ésta escudriñaba en las actuaciones de estos funcionarios. Tiempo después, sin embargo, el propio mandatario reconoció que sus ex colaboradores lo habían decepcionado. A Delgado Correa lo ha acusado de haber causado "un grave daño a la Revolución ciudadana", como él califica a su proyecto de gobierno. Recientemente, en junio pasado, en uno de sus habituales enlaces ciudadanos de los sábados, Correa decía "ojalá lo traigan más rápido a Pedro Delgado, ese pillastre, para que responda por sus pillerías". El 8 de octubre pasado, al referirse a Pareja Yannuzzelli, Correa dijo que sufrió "una gran decepción" de su ex ministro y que "lastimosamente parece que sucumbió ante la tentación, ante el manejo de centenas de millones de dólares." En el caso de la Refinería Esmeraldas, la principal del país y una de las megaobras considerada emblemática por el Gobierno de Correa, se han descubierto ya varias cuentas en paraísos fiscales a nombre del ex ministro Pareja y de su mano derecha en la repotenciación de la planta, el ex gerente de Petroecuador, Alex Bravo. De esas cuentas se habrían transferido millones de dólares a otras empresas de ellos mismos o de sus familiares. Según ha dicho la fiscalía, basada en Información emitida por el Registro Público sobre la constitución de la empresa Capaya, se determinó transferencias económicas hacia las cuentas de Girbra, una empresa de Bravo, y desde ésta hacia Capaya y a personas naturales, entre ellas la hermana y el hijo de Pareja, respectivamente. Con asistencia penal de Panamá, se estableció que dichos movimientos se habrían hecho a través de cuentas en Helm Bank y Capital Bank, ambos de Panamá. El pedido de la asistencia penal de Ecuador también alertó a Panamá, donde se inició una investigación por presunta corrupción y blanqueo de dinero, por lo que se retuvieron 4 millones de dólares de las cuentas que tenía Bravo en dos bancos panameños. Bravo está preso en Ecuador desde abril, acusado de tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito en el proceso de repotenciación de la refinería, que de un precio de USD 187 millones anunciado en el 2007, terminó en $ 1.200 millones cuando se inauguró la obra, en diciembre pasado, según cifras oficiales. Aunque Villavicencio sostiene que el costo real supera los $.2.200 millones, lo que costaría construir una nueva refinería de similares características. "Algunos huyeron, hay otros que están presos, otros que están en el país con prohibición de salida, pero no hay evidencia de que haya habido sobreprecios. Es la coima que algunos creen que es derecho, que “porque estoy trabajando para el país tengo derecho a que me depositen un milloncito en mi cuenta”. Eso es inmoral, antiético, eso jamás lo vamos a permitir", dijo el pasado 22 de Octubre el Presidente Correa y aseguró que no permitirá que el caso quede en la impunidad. Bravo, que ha sido calificado por el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, como "el gran cajero de la red de corrupción", es titular de al menos seis empresas off shore en Panamá y recibía sobornos por los contratos que adjudicó para la repotenciación y rehabilitación de la refinería. Sus cuentas en Panamá, según Mera, suman $12 millones. El propio presidente Rafael Correa ha reconocido que éste es un "terrible caso de corrupción, probablemente el más grave que se ha presentado en 10 años de Gobierno" y lo ha calificado como "una puñalada por la espalda" de parte de su ex ministro, a quien hasta mayo, antes que se sepa de su vinculación con la trama de corrupción lo tildaba de honesto. La prisión para Pareja Yannuzzelli, así como de otras 8 personas involucradas en la trama de corrupción, fue pedida por la fiscalía de la Nación el 21 de octubre. La fiscalía hasta el momento ha vinculado a 17 personas, incluido Pareja Yannuzelli, en el proceso penal que investiga un presunto cohecho en la petrolera estatal ecuatoriana. La mayoría de los involucrados ha salido del país. En la audiencia de vinculación realizada el pasado 21 de octubre, el fiscal del caso, Segundo Tibanlombo reveló que el oficial de la cuenta de Capaya en el Capital Bank de Panamá habría colocado entre sus observaciones que el cliente es ecuatoriano y que por la situación que vive Ecuador está buscando sacar sus fondos "ya que cada vez el Gobierno aumenta los impuestos y solicita mayor aportación de acuerdo al salario que gana", en un país en el que el Gobierno de Correa desde sus inicios emprendió una dura campaña contra quienes tratan de evadir el pago de impuestos. La punta del ovillo de esta trama de corrupción la dio el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) cuando, tras un año de investigación, en abril pasado reveló la relación de personalidades de todo el mundo con empresas opacas en 21 paraísos fiscales creadas por un despacho de abogados panameño, en lo que se conoce como "Papeles de Panamá". En dichos papeles aparecieron el Fiscal de la Nación, Galo Chiriboga; el entonces ministro de Hidrocarburos, Pedro Merizalde, y el gerente de Petroecuador, Alex Bravo, quien asumió ese cargo en noviembre del 2015. Los dos primeros funcionarios dijeron que sus respectivas empresas no tenían movimientos económicos, mientras que Bravo, quien ocupó diversos cargos en Petroecuador desde el 2006, renunció el 12 de Abril aduciendo razones familiares; pocas semanas después, renunció el hasta entonces ministro de Hidrocaburos, Carlos Pareja Yannuzzelli. Los papeles de Panamá del caso Petroecuador, sin embargo, no son los de Mossack Fonseca, expuestos por el ICIJ ante el mundo, sino del bufete Escobar Della Togna Icaza & Jurado, en donde se generaron varias empresas de papel creadas por el gerente de la más grande empresa pública de Ecuador, Petroecuador, Alex Bravo, su esposa, familia y amigos, según reveló el 16 de Abril el portal Focus. Según Correa, una docena de empresas del sector privado también estarían vinculadas en la red de corrupción descubierta. "Detrás de esa corrupción del sector público en las que nos han traicionado personas en las cuales confiamos, amigos en los cuales confiamos, también hay corrupción en el sector privado, porque hay una docena de empresas que dieron esas coimas y eso también es corrupción", dijo recientemente el mandatario. (Fuente: infobae.com)
 

deportes

internacional

nacional

regional

Variedades