Los Jefes De Las FARC Viajan A Cartagena Para Firmar La Paz

Líderes De La Guerrilla Salieron Desde Los Llanos Colombianos, Donde Finalizó La Conferencia Rebelde.

Algunos miembros de la jefatura máxima de la guerrilla de las FARC abandonaron el sábado una zona en los llanos colombianos -donde el viernes concluyó una conferencia de la guerrilla- para viajar a la ciudad de Cartagena, donde firmarán protocolariamente el acuerdo de paz alcanzado con el gobierno nacional, tras 52 años de guerra. Un helicóptero con emblemas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) trasladó en dos viajes distintos a unos 40 comandantes guerrilleros, incluido el grueso del Secretariado y el Estado Mayor -máximas instancias de la dirigencia rebelde- desde las Sabanas del Yarí (departamento del Caquetá) hasta el municipio de La Macarena (departamento de Meta) en el sur de Colombia. "Me voy satisfecho (de los Llanos). Hubo apoyo pleno de la guerilla al acuerdo que firmaremos el lunes en Cartagena. Esperamos que allá la guerra termine", dijo antes de subir al helicóptero el máximo jefe de las FARC, alias Timoleón Jiménez, en diálogo con The Associated Press. "La paz comenzará el lunes cuando yo y el presidente (Juan Manuel) Santos nos estrechemos la mano", agregó. Los comandantes guerrilleros viajarán desde el Meta hasta el balneario de Cartagena, para asistir el lunes a una ceremonia en la que se rubricará el acuerdo alcanzado hace un mes en La Habana, Cuba, después de casi cuatro años de diálogos. En el evento participarán unos 15 presidentes de naciones americanas y directivos de organismos internacionales, como la ONU y la OEA. El viernes, las FARC refrendaron en las Sabanas del Yarí el acuerdo al término de su última conferencia como grupo rebelde y marcaron la ruta para convertirse el próximo año en un partido político. Colombia "está a dos días de estar en paz y en una tranquilidad total", dijo a AP el líder negociador de las FARC, alias Iván Márquez. Santos y "Timochenko" se darán el lunes el tercer apretón de manos en menos de un año para sellar el fin de la guerra en Colombia, la desaparición de las FARC como guerrilla y el regreso de sus miembros a la vida civil, un tránsito que comenzó en La Habana. Para el 2 de octubre está previsto un plebiscito en el que los colombianos decidirán en las urnas si aprueban el acuerdo. Para que sea refrendado se necesitan poco más de 4,5 millones de votos de los 35 millones de ciudadanos aptos para sufragar. Según encuetas privadas recientes, el ``sí' cuenta con una ventaja amplia.