Repudio Mundial Al Potente Ensayo Nuclear De Corea Del Norte

Kim Jong-Un Líder De Corea Del Norte Explicó Que Se Trata De Una Medida De Autodefensa. La Pruebacausó Un Terremoto De Magnitud 5 En La Escala Richter.

Corea del Norte llevó a cabo su quinta prueba nuclear, la segunda este año y con la mayor potencia hasta el momento, que provocó un sismo de magnitud 5 en la escala de Ritcher y una amplia condena internacional. "Estimamos que el Norte realizó el test hasta ahora de mayor potencia", calculado en unos 10 kilotones, señaló un comunicado del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, citado por agencia Yonhap. A modo de comparación, la bomba lanzada por Estados Unidos en la japonesa Hiroshima era de 16 kilotones. Pyongyang alardeó de una tecnología que cambia el panorama tecnológico del país y desafía tanto las duras sanciones internacionales en su contra como la intensa presión internacional que desde hace años busca frenar sus ambiciones nucleares. El test eleva además la preocupación en muchas capitales mundiales ante la posibilidad de que el país pueda estar un paso más cerca de lograr un misil nuclear con el que podría alcanzar territorio continental de Estados Unidos. Se estima que la prueba fue planificada para coincidir con el 68 aniversario del régimen de Pyongyang, creada por Kim Il Sung y ahora liderado por su nieto Kim Jong Un. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió sobre "serias consecuencias" y llamó en consulta a los líderes de Corea del Sur y de Japón, luego de detectarse actividad sísmica cerca del sitio de ensayos nucleares de Corea del Norte, informó el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest. Poco después, en un comunicado, Obama advirtió: "Nos hemos puesto de acuerdo para trabajar con el Consejo de Seguridad de la ONU (...) y la comunidad internacional para aplicar rigurosamente las medidas existentes impuestas en resoluciones precedentes y tomar medidas significativas suplementarias, sobre todo nuevas sanciones". Y agregó: "Estados Unidos condena en los términos más enérgicos el ensayo nuclear de Corea del Norte el 9 de septiembre". Corea del Sur calificó la detonación de acto de “imprudencia fanática”. Seúl estima que es la explosión más potente de las registradas hasta la fecha en su vecino del Norte. La presidenta surcoreana, Park Geun Hye, condenó el ensayo como una provocación que derivará en más sanciones internacionales. Seúl usará "todas las medidas posibles" para forzar a su vecino del norte a abandonar su programa nuclear, dijo. El secretario del Gabinete de Japón, Yoshihide Suga, aseguró que el programa nuclear norcoreano "socava gravemente" la paz y la seguridad internacionales y anunció que Tokio analizará más sanciones. El primer ministro nipón, Shinzo Abe, había señalado antes de que se confirmase el test que sería "absolutamente inaceptable. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtiendo sobre "serias consecuencias", llamó en consulta a los líderes de Corea del Sur y de Japón luego de detectarse actividad sísmica cerca del sitio de ensayos nucleares de Corea del Norte, dijo un portavoz de la Casa Blanca.  "El presidente indicó que continuará consultando con nuestros aliados y socios en los próximos días para asegurar que las acciones provocativas de Corea del Norte tendrán serias consecuencias", indicó el secretario de prensa de la Casa Blanca Josh Earnest. El Gobierno alemán convocó al embajador de Corea del Norte, informó hoy el portavoz del Ejecutivo germano, Steffen Seibert. "Aparentemente Corea del Norte ha intentado de manera irresponsable llevar a cabo una nueva desestabilización en el norte de Asia", declaró en Berlín. (Fuente: clarin.com)