Internacional

Mundo actualidad

La Justicia rusa prohíbe la actividad de organizaciones vinculadas a Navalny

La noticia la dio a conocer el comando de Alexéi Navalny en Moscú a través de un mensaje por la red social encriptada Telegram este 26 de abril. “No podemos trabajar en el formato antiguo", decía el texto. “Sería demasiado peligroso para nuestros empleados y partidarios". A mediados de abril, la Justicia rusa pidió que las organizaciones ligadas al político fueran calificadas de "extremistas", lo que las prohibiría y expondría a sus miembros a fuertes penas de prisión. En espera del fallo, un tribunal de Moscú suspendió formalmente toda actividad de la Fundación Anti-Corrupción (FBK) y su red regional, la organización del opositor encarcelado Navalny, según informó uno de sus abogados. El término “extremista" tiene una larga acepción en la ley rusa que permite a las autoridades controlar organizaciones opositoras, grupos racistas o terroristas y hasta movimientos religiosos como los Testigos de Jehová. La fundación (FBK) anunció en sus redes sociales que sus abogados tuvieron hoy acceso al expediente del caso. Según la Justicia esas organizaciones buscan "desestabilizar la situación social y política" en Rusia "bajo eslóganes liberales". “Los objetivos reales de sus actividades son crear las condiciones para un cambio de los fundamentos del orden institucional incluso hablando de “revolución de color”, (en referencia a movimientos políticos que han tenido lugar en otras ex repúblicas soviéticas”. El entorno del opositor ha advertido, sin embargo, que Navalny seguirá "luchando" a título personal contra "la corrupción, el partido en el poder, Rusia Unido y el presidente Vladimir Putin"."No será fácil luchar pero ganaremos porque somos muchos y muy fuertes".El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert denunció tras conocerse la noticia que “el uso de de instrumentos de lucha anti-terrorista en contra de opiniones políticamente indeseables” es incompatible “con los principios del Estado de derecho”.
Encuentran restos de submarino desaparecido en Indonesia y declaran a sus tripulantes como muertos.
Los restos de un submarino de la Armada de Indonesia desaparecido desde el miércoles se encontraron en el fondo del mar y se confirmó la muerte de sus 53 tripulantes, dijo el domingo el comandante militar de Indonesia, el jefe del aire, mariscal Hadi Tjahjanto. La noticia llegó un día después de que se encontraron restos que se cree que eran del submarino KRI Nanggala-402 flotando a unas dos millas de la última ubicación conocida del submarino en el Estrecho de Bali, lo que llevó a los oficiales militares a cambiar el estado del barco de desaparecido a hundido. El buque de guerra Rigel de Indonesia escaneó el área con un sonar, que usa ondas sonoras para localizar objetos, y un magnetómetro, dijo Tjahjanto en una conferencia de prensa. El barco MV Swift Rescue de Singapur luego envió un vehículo operado a distancia (ROV) para obtener imágenes visuales submarinas más claras, indicó.  “Encontramos y confirmamos una imagen de las partes del submarino Nanggala, como dirección horizontal, ancla, cuerpo exterior, dirección vertical y otras partes submarinas como trajes de seguridad para la tripulación”, añadió Tjahjanto. “Basado en esa prueba auténtica, declaro aquí que el submarino Nanggala se hundió y toda la tripulación murió“. Un barco de rescate de Singapur envió un vehículo operado por control remoto para obtener imágenes visuales submarinas más claras del submarino. El submarino fue encontrado a una profundidad de 850 metros (930 yardas) y se había roto en tres partes, dijo el Jefe de Estado Mayor de la Armada de Indonesia, Yudo Margono. Tjahjanto expresó su más sentido pésame a las familias de la tripulación, conocida como la unidad Golden Shark, y dijo que todos los que estaban a bordo recibirían honores y un aumento de rango. El gobierno de Indonesia trabajará con la Oficina de Enlace Internacional de Escape y Rescate de Submarinos, dijo, “porque para evacuar el submarino Nanggala necesitamos cooperación internacional”. Las esperanzas de encontrar a alguno de los miembros de la tripulación con vida ya se habían atenuado el sábado, cuando se encontraron escombros que incluían una botella de grasa, parte de un lanzador de torpedos, parte de un tubo de metal, esteras de oración y combustible flotando en un lugar donde el mar está a 850 metros (930 yardas) de profundidad. Las autoridades dijeron anteriormente que el submarino no podría sobrevivir a profundidades superiores a los 500 metros. También se esperaba que la tripulación se hubiera quedado sin oxígeno el sábado por la mañana. El submarino de fabricación alemana perdió contacto durante un ejercicio militar en el Estrecho de Bali el miércoles por la mañana temprano.