Internacional

Mundo

Taiwán tren de alta velocidad con casi 500 pasajeros a bordo se descarriló a la entrada de un túnel al colisionar con un camión

Se trata del accidente más mortífero del país. Muchos de los pasajeros iban de pie debido al alto aforo, haciendo que su impacto fuera mayor. Las autoridades de rescate ya han dicho que las cifras de muertos podrían aumentar a medida que avancen con sus labores. Entre los fallecidos identificados hasta el momento está el conductor del tren y hay más 60 heridos de distinta gravedad que fueron inmediatamente trasladados a los hospitales más cercanos. Una cifra que podría aumentar.
Es el accidente ferroviario más letal en la isla
Muchos de los pasajeros iban de pie debido al alto aforo, haciendo que su impacto fuera mayor. Las autoridades de rescate ya han dicho que las cifras de muertos podrían aumentar a medida que avancen con sus labores. Entre los fallecidos identificados hasta el momento está el conductor del tren y hay más 60 heridos de distinta gravedad que fueron inmediatamente trasladados a los hospitales más cercanos. Una cifra que podría aumentar. La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo en Twitter que los servicios de emergencia "se han movilizado completamente para rescatar y asistir a los pasajeros y al personal ferroviario afectados. Seguiremos haciendo todo lo posible para garantizar su seguridad tras este desgarrador incidente". El tren de alta velocidad viajaba de Taipei a Taitung cuando se salió de los raíles en el norte de la localidad de Hualien, en el este del país, una popular zona turística por su panorámica del desfiladero costero. La mayoría de pasajeros a bordo se dirigían a sus hogares antes del largo fin de semana festivo de cuatro días por el Día de la Limpieza de Tumbas, una festividad religiosa que une a las familias para mostrar sus respetos a sus antepasados. La isla de Taiwán, con un fuerte y moderno sistema ferroviario que conecta todo el país, ya sufrió otros mortíferos accidentes ferroviarios en los últimos años. En 2018, un tren descarriló en una corva, matando a 18 tripulantes e hiriendo a 200 más. Y en 1991, una colisión en el oeste mató a 30 personas. (AFP y AP)
Estados Unidos levanta las sanciones contra la fiscal de la Corte Penal Internacional
Joe Biden ha puesto fin a otra de las medidas aplicadas en la era de Donald Trump. Este viernes el demócrata revocó las sanciones que Trump impuso contra dos altos funcionarios de la Corte Penal Internacional (CPI), intentando asentar una mejor relación con el tribunal tras el roce que tuvo con la Administración republicana, a raíz de la investigación de presuntos crímenes de guerra cometidos por las tropas estadounidenses en Afganistán. A través de un comunicado, Antony Blinken, actual secretario de Estados Unidos fue el encargado de hacer pública la noticia. A pesar del levantamiento de las sanciones, Blinken dejó claro que el actual Ejecutivo de Estados Unidos también está "en total desacuerdo" con el intento de la CPI de "ejercer influencia" sobre estados que no son parte de ella, como Estados Unidos e Israel. 
 El político aseguró que considera las medidas de Trump como "inapropiadas e ineficaces". También señaló que cree que sería más efectivo que todas las partes se sentaran a "discutir" una posible solución, en lugar de imponer sanciones directamente sobre las personalidades importantes dentro del organismo de justicia internacional. Por su parte, la CPI acogió con "satisfacción" la noticia, mostrándose abierta al diálogo. Su presidenta, Silvia Fernández de Gurmendi, lo expresó así en una nota oficial "Como Presidenta de la Asamblea de los Estados Partes del Estatuto de Roma, deseo expresar mi profundo reconocimiento por la decisión adoptada hoy por el Gobierno de los Estados Unidos de revocar la Orden Ejecutiva 13928 y de levantar las desafortunadas sanciones contra la fiscal de la Corte Penal Internacional y un miembro de alto nivel del personal de su oficina, así como de poner fin a la política separada de 2019 sobre restricciones a las visas para algunos funcionarios de la Corte", remarcó Fernández en un comunicado de la CPI.
El origen del conflicto con la CPI
El conflicto estalló a raíz de que el tribunal, con sede en La Haya, anunciase a finales de 2017 que iba a investigar posibles crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos durante la guerra de Afganistán (2001-2014). La decisión no fue bien recibida en Washington. Mike Pompeo, ex secretario de Estados Unidos, se refirió a la CPI el año pasado como un "tribunal desautorizado". El desacuerdo llegó a cotas mayores cuando la CPI dijo que abriría una investigación sobre presuntos crímenes de guerra cometidos en tierras palestinas por Israel, un aliado estadounidense que no reconoce la autoridad del tribunal. Y también, una nación a la que Estados Unidos siempre ha respaldado y que tiene un gran poder económico en el país norteamericano. Como resultado de la determinación impusieron sanciones contra la fiscal del organismo, Fatou Bensouda, y el jefe de la División de Jurisdicción, Complementariedad y Cooperación de la Fiscalía, Phakiso Mochochoko. Además, también se restringió la emisión de visados para los funcionarios del órgano con sede en La Haya, algo a lo que el Departamento de Estado de Biden también ha puesto fin. El tribunal se creó para perseguir a los autores de crímenes de guerra y de lesa humanidad cuando estos no sean debidamente atendidos por los sistemas judiciales nacionales. Este comenzó a funcionar en 2002 y, a pesar de que 123 países forman parte de la corte, Estados Unidos nunca se llegó a unir. En repetidas ocasiones, el país norteamericano ha asegurado que no se unirá porque considera que juzgar a tropas y funcionarios estadounidenses es un tema referente a la soberanía nacional. No obstante, sí ha apoyado iniciativas judiciales internacionales para castigar a aquellos que cometieron crímenes de guerra en regiones como los Balcanes o Ruanda. "Nuestro apoyo al Estado de derecho, el acceso a la justicia y la posibilidad de que los responsables de atrocidades masivas rindan cuentas son importantes intereses de seguridad nacional para Estados Unidos", aseguró Blinken respecto a su posicionamiento internacional. La eliminación de estas sanciones es un paso más de la Administración de Biden hacia el multilateralismo. Desde que entró en la Casa Blanca, el demócrata dejó clara su intención de que Estados Unidos volviese al escenario internacional, con la misma presencia que había tenido antes del mandato de Trump. Este salió unilateralmente de numerosas instituciones y acuerdos internacionales por considerar que estaban "en contra de los intereses estadounidenses", abanderando una política marcadamente aislacionista. Desde su juramentación, Biden ha hecho que Estados Unidos vuelva a la Organización Mundial de la Salud, al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, al Acuerdo de París y ha iniciado conversaciones para volver al acuerdo nuclear con Irán. (EFE, AP y AFP)
Hallan en la Patagonia nueva especie de dinosaurio carnívoro llamado "el que causa miedo”
Un grupo de científicos ha descubierto una nueva especie de dinosaurio carnívoro, bautizada como Llukalkan aliocranianus, que habitaba en la Patagonia, en la Argentina actual, según un estudio publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology. Hace 80 millones de años, el tiranosaurio dominaba en el hemisferio norte, mientras que Llukalkan aliocranianus, un abelisáurido carnívoro, era uno de los principales depredadores en la Patagonia. El nombre que los científicos han dado al animal cuyos restos fósiles se hallaron en el oeste de Argentina viene del término mapuche Llukalkan, que significa "el que causa miedo", y del latino aliocraniaus, que es "cráneo diferente". "Este descubrimiento es particularmente importante porque indica que la diversidad y abundancia de abelisáuridos era notable no solo en la Patagonia, sino también en más áreas durante el ocaso de los dinosaurios", señaló el paleontólogo Federico Gianechini, paleontólogo de la Universidad Nacional de San Luis, en Argentina.
Un cazador mejorado
El animal, que pertenece a una de las 10 especies hasta ahora conocidas de abelisáuridos, vivió en el Cretáceo tardío. Según los investigadores, medía hasta cinco metros de longitud, estaba dotado de una mandíbula extremadamente poderosa, dientes muy afilados, enormes pezuñas y un olfato muy sensible.Los restos fósiles hallados incluyen una bóveda craneal muy bien preservada que indica que el cráneo de Llukalkan tenía huesos gruesos que formaban protuberancias en la cabeza parecidas a las de algunos reptiles del presente como el monstruo de Gila y ciertas iguanas. Asimismo, la forma de su cráneo indica que poseía también un sentido del oído mejor que la mayoría de los abelisáurido conocidos y similar al de los cocodrilos actuales, lo que posiblemente lo convertía en un mejor cazador, dijo Gianechini.
Dos temibles depredadores
El estudio apunta que este reptil habitó la misma área en el mismo período de tiempo que otra especie de abelisáurido furelisauria (lagarto de espinazo rígido), el Viavenator exxoni, algo muy poco habitual según los investigadores. "Llukalkan era un poco más pequeño que Viavenator, aunque, si vivían juntos, seguramente compartían el mismo nicho ecológico y se alimentaban de las mismas presas, por lo que habrían competido entre sí y -por qué no- incluso se habrían comido el uno al otro", dijo a Reuters. Restos fósiles de Llukalkan y Viavenator se encontraron a unos 700 metros unos de los otros en la formación Bajo de la Carpa, cerca del famoso sitio arqueológico de Invernada, en Argentina. En las últimas décadas se han realizado una serie de importantes descubrimientos de dinosaurios en Argentina. En 2014, por ejemplo, se encontraron los restos de un dinosaurio que pesaba más o menos lo mismo que 14 elefantes, se pensaba que era el más grande jamás descubierto. (efe/reuters)