internacional

Panorama Mundial

"Parece que perdimos", reconoce líder opositora bielorrusa

La vuelta a la democracia en Bielorrusia va a llevar "más tiempo" y "por el momento parece que hemos perdido", reconoció la líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanovskaya (en imagen), en el exilio, en una entrevista publicada este sábado (20.02.2021) por el periódico suizo Le Temps. La opositora también anuncia en la entrevista que quiere viajar a Suiza en marzo para pedir a las autoridades que abran una investigación sobre "los activos ocultos y los esquemas de corrupción" del presidente Alexander Lukashenko en ese país. "Tengo que admitirlo, hemos perdido la calle, no tenemos medios para combatir la violencia del régimen contra los manifestantes. Tienen las armas, tienen la fuerza, así que sí, por el momento parece que hemos perdido", afirma Tijanovskaya, cuyo marido fue encarcelado en Bielorrusia el año pasado después de intentar presentarse a la presidencia. Según ella, "el retorno a la democracia llevará más tiempo de lo previsto". Pero la opositora, de 38 años y madre de dos hijos, llama a los bielorrusos a construir las estructuras "para las luchas de mañana", a pesar del cansancio y el miedo. "Nuestra estrategia es organizarnos mejor, poner el régimen bajo presión constante, hasta que la gente esté lista para volver a salir a la calle, quizás en primavera", afirma. Sin embargo, se declara "incapaz de pedir a los bielorrusos que se pongan en peligro", y defiende el principio de una "revolución pacífica". Si las medidas relacionadas con la pandemia del SARS-CoV-2 lo permiten, la opositora en el exilio en Lituania se propone viajar en marzo a Suiza. Desea reunirse con el presidente del parlamento "para abordar la cuestión de los derechos humanos en Bielorrusia". También desea encontrarse con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, para hablar de "instrumentos que permitan restablecer la justicia" en su país. La controvertida reelección de Lukashenko del pasado agosto, que la oposición y los países occidentales tacharon de fraudulenta, provocó un movimiento de protesta inédito, que el gobierno atajó con arrestos masivos. (AFP)
Bolivia con 240.000 contagios en primer día de paro médico.
Bolivia superó los 240.000 casos positivos de COVID-19 en la que fue la primera jornada de la huelga del personal de la salud que demanda la anulación de la Ley de Emergencia Sanitaria promulgada por el Gobierno de Luis Arce. La huelga fue convocada por el Consejo Nacional de la Salud (Conasa), que reúne a los colegios médicos y sindicatos de profesionales de la salud, en contra de la Ley de Emergencia Sanitaria que estos sectores consideran inconstitucional. Los trabajadores de la salud atienden solamente casos de emergencia y a los enfermos con COVID-19 dentro de esta huelga que prevén cumplir hasta el próximo 28 de febrero. La Defensoría del Pueblo aseguró en un comunicado que hizo una verificación en 38 centros de salud públicos y de la seguridad social en el país, de los cuales 27 tuvieron una atención entre normal y regular. En regiones como la andina Potosí hubo una marcha de médicos y enfermeros que protestaron porque la norma no fue producto de consenso y además para reclamar mejores condiciones laborales en medio de la segunda ola que Bolivia afronta desde fines de diciembre. Una treintena de clínicas privadas se pronunciaron en un comunicado respaldando la huelga, al considerar que la ley es "destructiva" y pidieron que "se construya en conjunto y sin imposiciones". Según estas entidades, la norma incluye "entre muchas de sus imposiciones el riesgo de hacer desaparecer a las clínicas privadas con medidas autoritarias que no existen en ningún país de Sudamérica", con la excepción de Venezuela, donde hay "desabastecimiento y cierre de empresas", aseguraron.
Autoridades critican protesta
La ley, firmada esta semana por Arce, establece varias disposiciones como el control a los precios de los servicios en los centros privados, los tratamientos y medicamentos. También la contratación directa de médicos extranjeros y la prohibición de cualquier movilización como paros por parte del personal sanitario, con los que el sector médico no está de acuerdo. El Gobierno nacional y el oficialismo han cerrado filas en torno a la norma y aseguran que no será anulada.
Largas filas en Texas bajo frío polar para conseguir agua potable.
Tejanos exasperados hicieron fila durante horas para conseguir agua potable el viernes (19.02.2021), después de que una ola de frío polar sin precedentes dejara a millones de personas sin electricidad ni agua durante días. Este episodio climático extremo causó estragos en el sur y centro de Estados Unidos esta semana, cobrándose la vida de al menos 40 personas, según medios nacionales. En Texas, uno de los estados más afectados, se ha restaurado la energía en algunos lugares, pero muchos residentes aún carecen de agua potable. Percy McGee, un residente de Houston, calificó su nivel de frustración en "10" mientras esperaba su turno en el Delmar Stadium de la ciudad, que se ha convertido en un sitio para conseguir agua embotellada. Erica Granado, otra residente de Houston, dijo que acudió al sitio después de verlo en las noticias. "Me apresuré porque pensé que todos, sí, todos querrían agua", dice.
Se espera aire más cálido
Se espera que el temporal amaine durante el fin de semana, especialmente en el sur del país, según los servicios meteorológicos. "La semana inusualmente fría en las llanuras del sur terminará este fin de semana con el ingreso de una depresión con aire más cálido", dijo el viernes el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).