Regional

AG Río Baker prepara venta asociativa de lana en tiempo de pandemia

Este año esperan desarrollar nuevos rubros, para lo cual cuentan con apoyo de CORFO, a través del Programa PAR Impulsa, entre otras instituciones.

Lista para el ya tradicional proceso de acopio y venta asociativa de lana 2021, en el contexto de pandemia, está la Asociación Gremial de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Río Baker, formada por cerca de 70 hombres y mujeres de la agricultura campesina, de la comuna de Cochrane, en el sur de la Región de Aysén. El año pasado la organización acopió 120 toneladas de lana, perteneciente a 280 productores desde Lago Verde a Villa O’Higgins, vendiéndose un lote de 90 toneladas a compradores ingleses. Con la diferencia, se inició un convenio con Lanarq Arquitectura, para el uso de esta lana como aislante térmico de viviendas.  El presidente de la organización, Atilio Pizarro, sostuvo que la misma crisis de la pandemia impulsó la búsqueda de nuevas vías de comercialización, entre ellas, la venta de lana de baja calidad para la industria textil, como aislante térmico. “Un lote de lana que no pudimos vender, lo vamos a lavar y procesar para aislante. Estamos hablando de 20 toneladas, que es un 15 o 20% del lote que nosotros vendemos, que dejamos para aislante”, precisó Pizarro. El gerente de la AG, Cristian Fuentealba, dijo que los efectos de la crisis en precios y mercados se mantendrían en el mediano plazo, reafirmando la venta asociativa como modelo de comercialización. “Comenzamos en enero el proceso de acopio de la nueva temporada, viendo con optimismo el futuro, aunque con cautela ya que, según los analistas, el problema de los mercados y de los precios va a estar así unos dos o tres años. Estamos trabajando para que podamos desarrollar de buena forma este proceso y generar una posibilidad de venta a los productores, que confían en nuestra gestión”, señaló. entro de la estrategia y además del uso de lana como aislante, también se trabaja en sumar nuevos productos como la leña certifica, venta de insumos y prestaciones agrícolas, entre otras, para lo cual se cuenta con apoyo de CORFO, a través del Proyecto de Apoyo a la Reactivación Impulsa 2020 (PAR). En tanto, Fernando Johson Durán, Subdirector de Corfo Aysén valoró el trabajo asociativo para enfrentar el difícil momento económico, a nivel global. “Como Corfo sabemos que estos han sido tiempos complejos para las pymes de nuestra región. Y el objetivo de este instrumento es precisamente poder ayudar a reactivar su trabajo. En este caso, además existe un trabajo asociativo que permitirá responder de mejor manera los requerimientos, observar nuevas oportunidades de negocios y dar continuidad al trabajo e inversiones que venían desarrollando”. n este sentido, el objetivo de todas las líneas de acción es enfrentar las dificultades de manera conjunta a fin de que las consecuencias de la pandemia sean las mínimas para la gestión predial de cada productor.