Regional

Cuarentena en Coyhaique, provoca cruce de declaraciones y reproches.

Pasó de ciudad modelo a una de las zonas que más ha retrocedido en el manejo de la pandemia. Con 303 casos confirmados de Covid-19 y 150 activos.

El alcalde de Coyhaique, Alejandro Huala, hoy asegura que la disposición del municipio es caducar la patente de éste y otros locales comerciales que durante la pandemia han funcionado durante el toque de queda. “En base a la acción de la autoridad sanitaria, nosotros suspendimos la patente indefinidamente y mi intención es caducarla en diciembre”, asegura a La Tercera PM. “Estamos haciendo la labor de fiscalización con carabineros y el ejército y la Seremi de Salud. Vamos a caducarlas todas aunque ahora no tenga las atribuciones para hacerlo y me puedan llevar a juicio”, insiste la autoridad alcaldicia.
El diputado DC Miguel Ángel Calisto apunta, sin embargo, a la gestión de Huala como la responsable de la emergencia.
“Quien tiene la facultad para fiscalizar y clausurar es la municipalidad. La autoridad sanitaria concurre cuando hay una denuncia. El alcalde es quien entrega las patentes municipales y en este caso él ha entregado patentes de restorán pero la verdad es que no fiscalizan que estos centros funciones como restoranes. Funcionan como cabaret. Son prostíbulos”, dice el parlamentario. Calisto añade que “hay un grave problema de fiscalización porque la municipalidad no tiene fiscalizadores, los pocos que tienen funcionan hasta las cinco de la tarde. Hoy gran parte de la municipalidad está funcionando vía telemática. Yo no entiendo que el alcalde eluda sus funciones y se escude en la falta de recursos para no fiscalizar cuando lo hacen otros alcaldes con más casos que los nuestros”. Lo anterior en declaraciones al medio citado. En el plano local, los dardos apuntan a integrantes del consejo municipal, respecto de su rol en la pandemia aparentemente nula. Mas allá un grupo de vecinos se manifiesta sorprendido respecto del papel jugado por autoridades regionales y apuntan “Al menos el Intendente de Magallanes renuncio”, reconociendo que parte de sus decisiones no resultaron apuntan. Igual hay una mirada crítica respecto del sector salud órgano encargado de combatir la tragedia sanitaria lo que ha vista de la ciudadanía es todo UN FRACASO y pasan los días y ninguno de sus directivos es removido, para nadie escapa la torpeza de la  autorización de funcionamiento para locales nocturnos y mantener cerrados los consultorios de salud, sin duda INEXPLICABLE. En lo concreto Coyhaique recibe un tremendo golpe que repercutirá más adelante en lo económico y funcionarios, profesionales y otros, que la sociedad cataloga en términos bajísimos. (www.radiolicarayen.cl – Noticias que importan)