Internacional

Mundo

Holanda denunciará a Rusia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por "su papel" en el derribo del vuelo MH17.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, (en imagen) declaró: “Hacemos esto para ofrecer el máximo apoyo a los familiares en sus denuncias individuales en los tribunales. Al presentar esta solicitud interestatal, los Países Bajos respaldan nuevamente a las 298 víctimas del MH17, de 17 nacionalidades distintas, y por supuesto a todos sus familiares. Al comenzar este procedimiento, podemos apoyar a todas estas personas en sus demandas. El gobierno holandés continuará la búsqueda de la verdad, la justicia y las responsabilidades". El aparato cayó a tierra en Ucrania por el disparo de un misil el 17 de julio de 2014. Hace dos años que Países Bajos y Australia -origen de la mayoría de las víctimas- responsabilizaron oficialmente a Moscú por su participación en el derribo. El Equipo de Investigación Conjunta de Holanda y Australia concluyó que el misil lanzado contra el avión malasio provenía de una brigada del Ejército de Rusia y fue disparado desde una zona controlada por milicias separatistas prorrusas. Murieron 298 personas, la mayor parte de nacionalidad holandesa. El pasado 9 de marzo, el Tribunal de Alta Seguridad, en Schiphol, Ámsterdam, inició un proceso judicial contra cuatro sospechosos, los rusos Sergy Dubinsky, Oleg Pulátov e Igor Girkin, y el ucraniano Leonid Chartsjenko. La fiscalía holandesa les acusa de asesinato por su presunta participación en el transporte del sistema de misiles que disparó contra el avión.
Suspendida la primera ejecución federal en 17 años en EE.UU.
Un tribunal estadounidense suspendió ayer viernes (10.07.2020) una ejecución federal programada para el lunes y que habría sido la primera en 17 años, a solicitud de familiares de las víctimas de los condenados, preocupados por su salud debido a la pandemia. Determinado a proceder con la ejecución, el Departamento de Justicia interpuso una apelación unas horas después de la decisión judicial. El gobierno planeaba ejecutar el lunes a Daniel Lee, un supremacista blanco sentenciado a muerte en 1999. Lee, 47 años y oriundo de Yukon, Oklahoma, fue condenado a morir por inyección letal, por el asesinato en 1996 del traficante de armas William Mueller, su esposa, Nancy, y su hija de 8 años, Sarah Powell. Pero los familiares de sus víctimas, incluida la abuela de la niña, Earlene Peterson, de 81 años, acudieron a la justicia esta semana para postergar la ejecución. Invocando su vulnerabilidad ante la pandemia, los querellantes explicaron que se enfrentaban a una elección imposible entre su derecho a asistir a los últimos momentos de la persona condenada y las preocupaciones por su salud en caso de aglomeración. "El gobierno tiene un interés legítimo en garantizar que la ejecución se lleve a cabo rápidamente", pero eso viene después del interés de tratar a los familiares de las víctimas "con justicia, respeto y dignidad", decidió la jueza Jane Magnus-Stinson, de un tribunal federal de Indiana. Peterson, una opositora a la pena de muerte, ha pedido reiteradamente al presidente Donald Trump que sea "indulgente" con Daniel Lee, asegurándole que no quiere que lo ejecuten. Sin embargo, alegando que "actúa en nombre del público y las familias", la administración republicana ha programado cuatro ejecuciones federales este verano boreal. En Estados Unidos, la mayoría de los delitos se juzgan a nivel estatal, pero la justicia federal puede ocuparse de los actos más graves (ataques terroristas, crímenes racistas) o cometidos en bases militares, entre varios estados o en reservas de nativos americanos. En los últimos 45 años, solo tres personas han sido ejecutadas a nivel federal, incluido Timothy McVeigh, responsable del atentado de Oklahoma City (168 muertos en 1995) en 2001. La última ejecución federal data de 2003.
Argentina elegida para probar vacuna contra COVID-19.
Argentina fue seleccionada para realizar pruebas de una vacuna contra el COVID-19, proyecto impulsado por las multinacionales BioNTech-Pfizer, anunció el presidente Alberto Fernández. "Argentina es el único país de la región donde se llevará a cabo una de las fases de prueba para una posible vacuna contra el COVID-19", escribió en su cuenta de redes sociales. La compañía alemana BioNTech y el laboratorio farmacéutico estadounidense Pfizer habían informado hace una semana resultados preliminares positivos para su iniciativa conjunta de vacuna contra el nuevo coronavirus en 45 participantes. La vacuna experimental BNT162b1 "es capaz de generar una respuesta de anticuerpos neutralizantes en humanos a niveles mayores o iguales a los observados en sueros convalecientes, y lo hace a dosis relativamente bajas", dijo Ugur Sahin, director ejecutivo de BioNTech, citado en un comunicado de ambas compañías en Washington.  En la capital argentina, las firmas explicaron el viernes en una declaración que "la selección de un centro en Argentina para llevar adelante estos estudios estuvo basada en distintos factores, los cuales incluyen la experiencia científica y las capacidades operativas del equipo del investigador principal, la epidemiología de la enfermedad, así como la experiencia previa de Argentina en la realización de estudios clínicos".(Fuente: Agencias)